El abarrote, el tianguis y la vendimia también construyen el mundo del Antojo.

lunes, 1 de mayo de 2017

Mayo


En el desmayo se observa su poderío y en la floración de la hoja única digna de poner en el interior del cuaderno. Algunas ideas se raspan sus rodillas y las mordeduras de los mosquitos nos distraen del marasmo. Mayo, poderoso en su su tallo, nos quita la sed y la ronquera de los meses idos.
La hierba crece y los cielos limpios ensayan su libreto.

2 comentarios:

  1. Estoy muy necesitada de agua. ¡Bienvenido sea tu mayo!

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida siempre Isabel. Agua fresca para ti.
    Abrazos.

    ResponderEliminar